Aunque me duela, lo tengo que hacer…

Y suena, y sigue sonando el bendito teléfono. Es ella, ¡¡seguro que es ella!! Se nota por su insistencia. Se nota por su desesperación. Hasta puedo advertir su locura por el sonido de la chicharra … ¡¡Pero no la atenderé y no iré!! Ya habrá tiempo para dejar las cosas bien en claro, sea en su cara, sea con determinadas decisiones ... Pero hay que empezar por algo bien concreto. ¡¡Y eso tiene que notarse ya!! Puedo tolerar muchas cosas. Puedo entender otras. Puedo soportar que no se me tome en serio por lo que digo o por lo que hago. Puedo comprender si a algunos no les gusto. Puedo convivir con gente que me critique. Prefiero que la gente vaya en la vida con honestidad y con la verdad. Siempre voy a elegir a alguien que me diga que no le gusto que a alguien que me diga con falsedad y conveniencia que me adora. Puedo tolerar muchas cosas, ¡¡pero jamás voy a permitir que me tomen por tonta!! Detesto eso. Es la mejor representación de la falta de respeto, de la no consideración a una como persona, la mejor muestra que se me minimiza, que se puede hacer cualquier cosa conmigo, y que una no vale nada, que sólo tiene entidad si se les hace caso, si se cumple con sus deberes y exigencias … Y sigue sonando el bendito teléfono … Es obvio que no acepta la realidad. Es evidente que no va a aceptar que yo la ignore o la rechace … Antes la muerte, la muerte de mi padre, mi muerte, la muerte de cualquiera que esté a mi alrededor … ¡¡Qué tonta he sido!! … Qué ingenuos hemos sido todos … O tal vez no sea todo tan así … Tal vez haya que pensar que ella es mucho más hábil de lo que parece, que es más peligrosa de lo que cualquiera se imagina, que es mucho más hábil e inteligente de lo que cualquiera podría pensar … Nos creímos el personaje que ella inventó … Se metió en nuestras vidas dando pena y rogándonos que les diéramos un lugar, un simple y humilde lugar para colaborar, sólo colaborar sin molestar, sólo colaborar para que mis fans tuvieran cosas mías y fueran cada vez más … Sólo colaborar, desinteresadamente, con la única intención de que yo llegara bien lejos, entre otras cosas con su contribución … Y todos lo creímos o lo quisimos creer. Ella hacía lo que nosotros ya no podíamos hacer. Ella cubría lugares que nosotros no queríamos cubrir … Todo desinteresadamente … Todo para mi bien … Pero nadie se dio cuenta de que fue metiéndose en nuestras vidas sin que nosotros nos diéramos cuenta … No advertimos que ella fue sabiendo muchas cosas de nosotros sin que nosotros supiéramos mucho de ella … No nos dimos cuenta de que con esa información ella adquiría un poder que podría ejercerlo y con ello manipularnos … ¿Y cómo lo íbamos a pensar si para nosotros ella era una buena, correcta, servicial y tímida persona? Ella se las ingenió para que nadie sospechara de ella por un buen tiempo, el suficiente como para que ella tuviera la total seguridad de que nos tenía bien maniatados, tan a merced de su poder y de sus intenciones … Debí haber sospechado de ella cuando logró ser nombrada Dama de Honor en el casamiento de Suzette. Ahora que lo pienso bien, logró tener un lugar casi de privilegio en mi familia, lo que denota la confianza que siempre le tuvimos y que jamás pensamos que podría hacernos daño … Y ahora está allí llamando y llamando … Me la puedo imaginar discando histéricamente, insultando porque no la atiendo, maldiciendo porque no voy a su encuentro en el motel Days Inn sin chistar … Me la imagino diciendo “¿Pero quién se ha creído ésta para desairarme? ¡¡Ya verá cuando me la encuentre de nuevo!!” … ¡¡Pero no iré!! No le daré el gusto. Como una revelación, como una cruel y triste revelación me he dado cuenta de lo que tiene preparado para mí … No iré … por ahora … Puedo tolerar muchas cosas. Puedo entender lo que le pasa. Puedo entender hasta que me odie … Pero jamás toleraré que me tome de tonta … ¡¡Eso sí que no lo voy a permitir!!… Ayer me di cuenta de todo, cuando pude detenerme a pensar y saber qué estaba pasando, qué le estaba pasando, qué nos estaba pasando a todos … Evidentemente me equivoqué, nos equivocamos todos … Aun con nuestra experiencia creímos que podíamos ir al frente con cualquiera con la verdad, con honestidad, con esfuerzo y dedicación. Aun con todo lo que vivimos pensamos que el mundo era como el Big Bertha, que todos se regían con los mismos códigos, parámetros y convicciones como los que lo manejábamos en nuestro querido bus … Pero las cosas no son así -¡¡claro que no son así!!- y hay que saber que en el futuro tendremos que manejarnos con nuestras convicciones en un mundo lleno de hipócritas, mentirosos y gente sin corazón dispuesta a hacer lo que sea por manipular, dominar, ser un poquito famosa … Durante toda mi vida aprendí que todo lo podía resolver con una sonrisa, con insistencia, con esfuerzo, con talento, con dedicación. Pero es cierto que mi mundo fue tan particular como acotado … Yo siempre estuve con mi familia y con mis admiradores. Yo no tuve que lidiar como una chica común que se desenvolvía con gente que tal vez podría no respetarte nunca y lastimarte demasiado. Tal vez ello lo sentí en mis primeros años del colegio, cuando aún iba a un lugar fijo como cualquier niño a aprender … Pero todo para mí cambió a los 8 años, cuando comencé a cantar y cuando tiempo después toda la familia dependía de la suerte de la banda … dependía de mi suerte, yendo de pueblo en pueblo para cantar en un bus mientras seguía estudiando por correspondencia … Desde ese momento viví bajo la protección de mi familia y con gente que ya me miraba con otros ojos, pues me estaba convirtiendo en una artista, aunque al principio no era tan popular … Me acostumbré al cariño y protección de mi familia, y a que la gente se acercara para felicitarme y para demostrarme su cariño y su admiración. Aunque no fuera tan famosa ya a los 16 años recibía mi primer premio en los Tejano Music Awards y al menos en Texas era alguien que iba teniendo su lugar. Con esos logros nos convencimos de que las dificultades eran tan visibles como sorteables, y que sólo con seguir con nuestros principios todo lo lograríamos y nadie nos podría detener … Me costó mucho entender que a veces hay que sortear otros problemas que nos presenta este mundo cruel y no sólo los de nuestra familia o de los lugares en los que nos movemos como peces en el agua. A veces no se puede ser tan bueno ni considerado. A veces no hay que sentirse culpable si se es descortés con alguna actitud. A veces hay que hacerlo si la vida misma de uno está en juego, si la libertad es la que está sobre la mesa, si el futuro al que tanto se soñó está en la mira … Nadie te regala nada en la vida y hay gente que se encarga de dificultarte el camino que uno supo construir con tanto esmero y con una convicción inquebrantable. A veces la gente no quiere ver su propia inoperancia y su propio fracaso. Y en vez de buscar tomar los buenos ejemplos y superarse, prefiere destruir aquello que los pone en evidencia … Sigue sonando el teléfono … Y seguirá sonando por mucho tiempo más. Bajaré el volumen de la chicharra para que los insistentes llamados no despierten a Chris … Ya le explicaré a él lo que está pasando y lo que he decidido. No debimos llegar a este punto, pero estamos aquí, y hay que salir rápida y concretamente. Que al menos esto nos sirva de lección para los que nos depare el futuro, cuando conquistemos el mundo ... Que sea una enseñanza y no un error fatal del que nos arrepentiremos de por vida… Ayer me di cuenta de todo. Recién ayer. Hablé con ella. Discutí. Le había pedido a Chris que me esperara afuera, que no entrara pues ella me pidió hablar conmigo “a solas”. Yo entendí que con “a solas” me quería decir que podría estar esperándome cualquiera afuera pero que allí en la habitación sólo debía estar yo para escucharla. Y como yo soy siempre sincera, honesta, que siempre voy con la verdad en la vida, que no puedo mentir porque me hace reír de nervios y de vergüenza, le dije que estaba Chris afuera, que “estaba sola” y a la vez no. Ella enfureció con mi anuncio, y cambió su actitud llorosa y generadora de lástima a la odiosa, autoritaria y exigente, retándome porque le “había mentido” y conminándome a que la próxima vez viniera sola, que no la engañara más ... Verdaderamente me sentí una tonta, pero a la vez me sentí responsable de dar esa imagen. Pensé más de una vez si no me estaba equivocando, que me estaba tomando por lo que no soy y que se aprovechaba de mi honestidad … Yo no siento que la necesite tanto y desde hace un tiempito que me fue demostrando quién era realmente. Es como si en los últimos tiempos a ella ya no le importara que yo me diera cuenta de que me mentía, de que me tomaba por tonta o de que me exigiera una fidelidad exclusiva a ella. Su mirada y actitud cada vez más extrañas me demostraban que ella esperaba que yo me convirtiera en su marioneta, que sólo me moviera con su acción y con su palabra, y yo sólo con la obligación de obedecer sin chistar. En los últimos tiempos he empezado a sentir decepción por ella, y que ella lo advertía y no hacía nada por evitarlo. Muy por el contrario, dada su ambición y necesidad, hasta esperaba que yo actuara sabiendo eso. Pero así como ella esperaba eso, también esperaba que actuara con complacencia, como si le dijera “Miénteme que me gusta. Miénteme que no me importa. Miénteme que igual te obedeceré…”. A ella ya no le importaba si me daba cuenta de que me mentía. Sólo esperaba que actuara de acuerdo con sus deseos aun con esa certeza. Ésa era su certificación de fidelidad, de que yo era una incondicional, su soldado, su militante. Y por eso sus llamados insistentes que develan su furia, su amenaza, su no aceptación de la realidad … Está empezando a darse cuenta de que no voy a aceptar ser su marioneta. Y ella está allí amenazándome hasta con la llamada. Es como si con cada chicharra me dijera “¡¡Ni se te ocurra, Selena, ni se te ocurra dejarme!!”. Pero ella deberá saber que esto se acabó, se acabó para siempre, aunque sepa que lamentablemente tenga que convivir con ello para siempre. Sería una ingenua si no pensara que por venganza ante su derrota va a buscar difamarme, desacreditarme, manchar mi buen nombre y honor ... Cuando ya sepa que ni con los llantos ni con las amenazas alcanza, irá a la televisión, a la radio, a los diarios para decir la “verdad de Selena y de su familia” ... Ya lo veo. Ya lo puedo sentir con cada sonido del teléfono. Será difícil pero tendré que afrontarlo. Tengo la ventaja de que yo voy con la verdad, y de que la gente me quiere y me cree. Pero sé que con eso no alcanza. También a la gente le gusta el escándalo y esa psicópata lo sabe ... No alcanza con ser bueno en la vida. A veces hay que hacer cosas que a uno no le agrada y que nunca haría. Pero hay que hacerlo, una sola vez, una para dejar bien en claro las cosas y para que los demás sepan que con uno no se juega, que si hay que mostrar las garras se muestran y punto. No alcanza con ser bueno en la vida … Muchos lo confunden con ingenuidad y estupidez. Y yo no estoy dispuesta a que esta mujer piense que soy tan tonta como lo quiere creer. Se lo haré saber de la forma que sea más concreta y clara. Lo tendrá que aceptar aunque la enfurezca. Lo tendrá que aceptar por las buenas o por las malas… Detesto que confundan bondad con tontería, ser honesta con ingenuidad, ser sincera con que piensen que una es una pobre soñadora … No voy a permitir que esta mujer se “la lleve de arriba”. Hay gente que se cree con derecho a hacer lo que quiere con una. Y como una “es buena”, juegan con que jamás una contestaría con sus palabras, con sus armas, con sus acciones. Se equivocan …¡¡vaya si se equivocan!! Yo viví en mi breve paso por el colegio la crueldad de las personas, por más pequeñas que fueran. Es que cuando una es chica se permite mostrarse tal cual se es. Pero cuando una crece aprende a ser hipócrita, falsa y mentirosa para que no sea tan evidente y condenable la detestable actitud que se toma. En el colegio sufría mucho y hasta he llorado bastante por los comentarios despectivos sobre mi origen, sobre mis gustos, sobre mi forma de ser. Muchas veces con el tiempo he visto amigos que mostraban su pesar por vivir siendo bastardeados en sus lugares de trabajo y de estudio, y sentirse impotentes por no poder hacer nada. Alguna vez alguien me comentó con dolor que aprovechándose de su ingenuidad en su lugar de trabajo le endilgaban toda clase de cosas, lo culpaban de todo y se permitían no dirigirle la palabra sin darle ninguna explicación al respecto. Esa amiga me decía que quería irse, pero no podía por necesidad, pero que quería que se la tragara la tierra pues no podía ser tan mala como ellos para contestarles, y que era inútil ganárselos con sus parámetros y con su forma de ser … Yo la miraba extrañada pues no podía comprender que en un ámbito de trabajo o de estudios universitarios pudieran pasar esas cosas … Claro … Yo estaba acostumbrada a otra clase de gente, a otros ámbitos. Yo podía ingeniármelas para sortear cualquier situación complicada pues mal que mal conocía a la gente con quien discutía. Hasta pude sortear la mayor dificultad que tuve en mi vida que fue cuando tuve que defender el Amor que tenía por Chris … Tuve que casarme en secreto y alquilar una casa para sostener mi Amor y hasta que mi padre lo aceptara … Pero claro … Se trataba de mi padre … Se trataba de mi familia … Se trataba de la banda … Se trataba de Chris … Toda gente a la que conocía y quería … Toda gente que iba de frente en la vida y con los mismos parámetros que yo … No es éste el mismo caso … Deberé actuar de un modo distinto … Cuando era pequeña vi un capítulo de la miniserie “Yo, Claudio”, que me había estremecido. Una madre, que se sintió defraudada por la actitud denigrante y ofensiva de su hija, la dejó encerrada en su habitación y se quedó en la puerta sentada, asegurándose de que no se pudiera escapar. Su hija gritaba, golpeaba frenéticamente la puerta, imploraba, maldecía, gemía, lloraba y seguía gritando. La madre se quedó impertérrita en la puerta hasta que vio que su hija ya no gritaba más y eso fue mucho tiempo después … Yo nunca pude entender semejante acto hasta hoy … Tal vez deba hacer lo mismo que aquella madre romana y lo tendré que hacer con mi ex amiga de confianza … Aunque me duela, aunque no sea lo que yo hubiese elegido … Pero con cierta gente en un determinado momento no se puede tener compasión. Aunque sea por las malas esa mujer tendrá que entender que no soy una tonta y que, llegado el caso, yo puedo ser muy dura aunque ése no sea mi estilo . … Está en juego mi futuro, está en juego mi familia, está en juego mi matrimonio, está en juego mi carrera, está en juego mi fama, está en juego mi vida … No puedo fallar ... ¡¡No debo fallar!! … Tendré que hacer lo que haya que hacer… Llegó el momento … ¡¡No puedo esperar más!! … No puedo ni debo titubear … Se ha levantado Chris y me pregunta por qué no atiendo el teléfono. De pronto veo que alguien sale de una de las habitaciones de la casa y eso me asusta mucho … Chris se ríe de mi despiste y de mi olvido de que su padre está por unos días de visita en nuestro hogar … Allí di cuenta de que este juego exasperante de mi ex amiga me había bloqueado y no me dejaba hacer libremente nada. Estaba mi mente ocupada en esta locura que no me permitía pensar, divertirme, relajar. Yo me reí y le hice una seña a Chris para que atendiera a su padre. Eso me dio tiempo … Incorporé una grabadora al teléfono, respiré y atendí el llamado. Era ella … ¿Quién si no? La escucho llorar, la oigo rogar. Me pide que vaya, me dice que me quiere mucho, pero en su voz se nota que espera mi asentimiento, el aseguramiento de que iré para allá ... Me dice que la lastimaron en Monterrey, me dice que está malherida, pero cuando le digo por qué no fue al hospital me dice que no lo hará si no voy con ella ... Que no puede estar sin mí, que me necesita, que me quiere porque me necesita, que vaya sola, que no le haga trampas yendo con Chris, que me tiene que explicar muchas cosas, que me tiene preparada una gran sorpresa que nunca imaginaría recibir ... Yo suspiré profundo … De nada serviría que le dijera lo que pensaba de ella en ese momento y que le dijera que no iría. Sólo la alertaría y eso sería mucho peor, máxime porque me di cuenta de que algo piensa hacer conmigo y nada bueno, por supuesto ... La oía desgarrarse en llantos y ruegos, y de pronto sentí un enorme nudo en el estómago … El sólo hecho de pensar en su insistencia en que fuera sola, el hecho de que tuviera que ir a ese motel y la circunstancia particular de ir a acompañarla a un hospital para que la revisaran de vaya a saber qué me hizo pensar y a tener certezas, demasiadas certezas … Pensé en que ella debería tener el arma que supo enseñarme alguna vez, en que estaba desesperada porque fuera a su encuentro y en el horror de sentirse que ya no sería importante estando fuera de nosotros, que sólo podría tener trascendencia si acaso empezara a hablar mal de mí, de la familia, de lo que sea para desprestigiarme y para seguir teniendo notoriedad … ¿Y si acaso fuera más lejos y tratara de…? Se me eriza la piel no sólo de pensarlo sino de tener la seguridad de que lo podría hacer … ¡¡Claro!! Yo sólo soy para ella un objeto, un instrumento para lograr sus fines … ¡¡Esa mujer definitivamente no quiere a nadie!! Sólo se quiere a sí misma y sólo busca que todos los que están en su mira giren alrededor de ella cual si fueran monigotes … No puede amar a nadie pues no sabe amar … Y ahora que sabe que yo me estoy alejando y que nunca la relación será como antes, ella tratará de no ver esa imagen, de no sentir esa sensación. Y antes que verlo no es que preferirá morir. Eso es lo que siempre dice, que ella se quiere suicidar … Pero una persona que se quiere sólo a sí misma jamás piensa en ello … Más bien piensa en eliminar al objeto que dice amar pero que no le asegura ser su súbdito, su esclavo. Y si no acata esa orden luego de develar claramente sus intenciones, entonces tendrá que eliminar a ese objeto que pasó de ser amado a ser rápidamente odiado. Así de cortita es la distancia entre el Amor y el odio … Así el Amor y el odio nacen de una misma matriz… Sé que no debo mostrar verdaderamente lo que siento. Mi vida correría más peligro de lo que corre ahora. Por eso opto por el cambio de tono y le aseguro que allí estaré, sólo que será a primera hora de la tarde pues “tengo a mi padre al lado que me dice que debemos ir ya a seguir grabando el disco en inglés”. Mi ex amiga duda pero acepta por terror a que mi padre sepa que estoy hablando con ella. Se asegura preguntándome si él sabe con quién hablo y respira aliviada cuando le digo en clave que él lo ignora ... Me duele tener que cumplir este papel. Me duele mentirle y engañarla, pero no me queda alternativa. De nada me sirve ser considerada con alguien que me quiere dañar. Yo siempre he querido dar Amor y alegría a todo el mundo, pero a veces no sólo no se puede sino que se debe hacer todo lo contrario para sobrevivir en este mundo ... Ya sabrá ella la sorpresa que le tengo preparada … Me maldecirá y no podrá entender que yo haya pensado en hacer algo semejante. Pero lo debo hacer, debo hacerme respetar antes de que “me pase el ganado por encima”. No quiero que en un futuro digan “¡¡Qué buena chica que era, qué talentosa, lástima que se nos fue tan pronto!!…”. Yo no quiero eso. Prefiero arriesgar, hacer algo que no sea del todo bueno si con eso logro lo que tanto soñé, máxime si se trata de un ser tan despreciable. ¿Acaso debo ser buena con alguien que me quiere dañar? ¿Acaso debo ser considerada y atenta con aquellos que no me respetan y no me aprecian aunque alguna vez hayan significado algo en mi vida? ¡¡No!! Yo no pienso así. Yo no voy a poner la otra mejilla para que hagan lo que quieran conmigo. Aún hoy recuerdo cuando una mujer invadió mi lugar en un restaurante tirándome con vehemencia un papel sobre la mesa con la orden tajante y terminante de “¡¡fírmala!!”. Ya en aquella ocasión le pedí a esa mujer que esperara a que terminara de comer para hacer lo que ella deseaba … con mis tiempos y condiciones … Pero esto … Esto es más serio y más grave. Nadie podría imaginarse que esta mujer me podría hacer tanto daño …¡¡No hay tiempo que perder!! … Ella me espera confiada a las 3 de la tarde en el motel. Para ese entonces yo tengo que hacer algo lo suficientemente claro como para que ella sepa que no se va a salir con la suya, que yo seguiré mi camino sin mirar atrás y que ella no podrá torcer mi camino de grandeza ni su vida llena de frustración y de odio… Llamé a mi padre y le hice ver lo que estaba pasando. Vino al poco tiempo a mi casa y le mostré la grabación. Cuando terminó de escuchar quiso salir en su búsqueda. Yo lo detuve y le dije: “¡¡No, padre!! Eso es lo que ella quiere. Un motivo para lastimarnos. Si vas tú, seguramente huirá y luego volverá a llamarme para culparme y para exigirme que vaya nuevamente a su encuentro … Creo que llegó el momento de hacer pública la situación. Hagamos nosotros antes lo que ella seguramente hará y adelantémonos para expresarle públicamente que no la queremos ver más … Reúne de urgencia a una conferencia de prensa y expongamos abiertamente nuestra ruptura con ella, pues sospechamos que nos roba, que tenemos papeles incriminadores, que radicamos nuestra denuncia a la policía y que ella comenzó a investigar. Tenemos que pegar nosotros primero, padre, antes de que lo haga ella. ¡¡Es preciso hacerlo ya!! Llama a los periodistas y vayamos a la policía. Debemos decirles algo…”. Mi padre me escuchaba pero a medida que avanzaba con mi relato meneaba la cabeza como dándome a entender que era una locura ello … “¡¡Pero m’hija!! Entraremos en un escándalo público que yo quiero evitar a toda costa. ¿Por qué crees que no la denuncié antes? ¡¡Porque tú quedarás encerrada en un cruce de acusaciones del que no podrás salir jamás!! ¡¡Y sabes que ello dañará tu imagen!! … Sabes que nosotros ni siquiera decimos que no nos gusta tal o cual artista, o tal o cual tema, para evitar discusiones y hacernos famosos hablando mal de los demás o través de escándalos. Tú sabes que todos tienen una imagen buenísima de ti. Te quieren por lo que eres como artista y también como persona. ¿Qué crees que pasará si la denuncias? Empezarán las preguntas y las especulaciones. ¡¡Empezarán a entrevistarte con cosas que no tienen nada que ver contigo o con tu música!! ¡¡Sólo hablaran de robo, acusaciones y de escándalo!! Se enrarecerá la situación y muchos empezarán a verte con aire de sospecha … ¡¡Y aparte ella hablará cuando la suelten!! … ¡¡No!! … No creo que debamos hacer ello. ¡¡Podría ser el comienzo del fin de tu carrera!! ¡¡No lo permitiré!!”, me decía con firmeza mi padre. “Estuve ayer con ella y estoy a punto de ir de nuevo por su pedido expreso de que vaya a verla ‘a solas’ … ¿Qué crees que busca, padre? ¿No sabes que ella tiene un arma? A menos que la haya devuelto, la sigue teniendo en su poder … ¿Por qué crees que tiene un arma? ¿Por su protección o porque piensa usarla contra alguien? … Dime, padre, sinceramente … ¿Crees que debo ir sola a verla? ¿Crees que lo solucionarás yendo tú u otro miembro de la familia? No quiero preocuparte pero creo que ella quiere … lastimarme y darte el mayor de los castigos. De nada sirve quedarnos con los brazos cruzados. Pues si no logra que yo vaya a su encuentro, ella se las ingeniará para buscarme y lastimarme, y si ni lo logra, lo hará con alguien de la familia …¡¡No, padre!! Algo tenemos que hacer y tal vez sea algo que no es propio de nuestro estilo, precisamente .... Siendo como somos nosotros, no la lograremos neutralizar con nuestros métodos de siempre ... Y éste no es un problema como los otros … ¡¡Éste es un problema que requiere otras soluciones!! … Padre … Si quieres que llegue a la cima tendré que aprender a defenderme con mis propias armas … Y yo estoy segura de que debemos sorprenderla antes de que ella sospeche y ya no la podamos evitar…”, le dije con cara mezcla de tranquilidad y ruego mientras le ofrecía mi brazo para que él lo tomara y fuéramos juntos … Mi padre aceptó con resignación mi decisión, pero también con miedo. Creo que es la primera vez que lo veo asustado por lo que me puede llegar a pasar ... Yo sé que si él pensara que estoy exagerando, o que la situación no es tan grave, o que él la puede controlar, no dudaría en ejecutar sus ideas al respecto … Pero él sabe que esto es otra cosa y que yo tengo razones para preocuparme y para actuar de otra manera … También tomó conciencia de que corro peligro y de que hay que enfrentarlo aunque se exponga a cosas que a nadie le agrada … Fuimos al jefe de la policía, que me recibió como una gran estrella. Yo se lo agradecí, pero le dije que a pesar de ser él un admirador mío, no quería privilegios, pero sí un favor. Le pedí radicar una denuncia a mi ex amiga por intento de robo y de amenazas. Yo le entregué la documentación y la grabación de hoy como elementos probatorios de mi denuncia. “En muy poco tiempo yo haré una conferencia de prensa para aclarar esto. ¿Ustedes pueden detenerla para cuando termine de hablar y mientras mandan a la policía para cuando empiece mi alocución?”. El jefe de policía dijo que no habría problema, pero que él no aseguraba que pudieran retenerla más que por el tiempo que dure la averiguación de antecedentes… “No se preocupe por ello. Yo sólo quiero que vayan los policías con esas órdenes y con la idea de buscar un arma y la declaración de por qué la compró … Además, si le dicen que tuvo un intento de violación en Monterrey, que pregunten por qué no hizo la denuncia allí o en San Antonio que es su lugar de nacimiento, pues al no hacerlo nadie puede intervenir y parece que ella no quiere”, le pedí. Cuando mi padre se me acercó y me confirmó el horario de la conferencia de prensa, le pedí que se lo pasara al jefe de policía con el pedido expreso de que la policía no intervenga hasta que ella comience a ver y escuchar, pues nadie lo debería saber … Hasta le pedí a mi padre que la prensa no difundiera que iba a hablar pronto, y que entre el pedido de mi padre y mi alocución debía pasar muy poco tiempo … Tan pronto como dejé el Destacamento de Policía fui con mi padre al lugar en el que hablaríamos. En el camino nos comunicamos con nuestra familia para decirles que íbamos a hablar en breve y que no se preocupen, que ya saldremos de este “problema”. Cuando llegué al lugar y vi la cantidad de periodistas me estremecí. Tomé conciencia de lo que iba a hacer y eso requería de mí una actitud infrecuente pero que denotaba la seriedad del caso. Mi padre supo lo que estaba viviendo y se apresuró a decir que debían hablar sobre algo delicado pero que aún no lo anuncien, que esperen que falte una media hora y que adelanten que es probable que la conferencia de prensa sea para anunciar una importante novedad sobre el nuevo disco en inglés. Cuando terminó de decirles eso, me acerqué a él y lo abracé con ternura … Sabía lo que significaba para él hacer esto, y valoraba que lo hiciera por mí y con mis parámetros … Cuando llegó el momento, yo le dije a mi padre que me dejara hablar a mí, que en todo caso él respondiera algunas de las preguntas que nos harían los periodistas después … Y ante las luces de los flashes y el ruido del repiqueteo de las sacadas de fotos, les pedí disculpas por la premura de la convocatoria y por mi cara seria pero el tema era lo suficientemente delicado como para encararlo de ese modo. Les pedí a todos que sepan entenderme, que me duele hacer esto, pero que no me queda alternativa, que a veces debemos hacer cosas que no nos agradan pero que son necesarias … “Me duele que haya gente que confunda bondad con ingenuidad, buena onda con tontería, buena predisposición con inocencia … Y menos que esa gente esté tan cerca de mí … Hoy radiqué una denuncia contra la presidenta de mi club de fans y gerenta de mi cadena de boutiques ‘Selena Etc.’ … Tenemos la total sospecha de que nos ha estado robando desde hace un tiempo, lo que nos obliga a tener problemas con el Fisco … No sabemos el alcance del robo pero sabemos que es importante … También hay otras denuncias pero ésta es la principal…”. Mientras hablaba rogaba que ya los policías estuvieran cerca de la habitación 158 del Days Inn con la orden para detenerla y que ella me estuviera mirando por televisión … Sabía que algo haría, que no se quedaría con los brazos cruzados impotente y llena de furia por una jugada que nunca pensó que haría sin tener ella algún indicio de que podría llegarlo a hacer … Hasta gozaba del hecho de que cayera en mi trampa en la que esperaba que yo estuviera en el motel y me viera a esa hora en la televisión para denunciarla y los policías afuera dispuestos a arrestarla … Todos esos pensamientos hicieron que yo le hiciera una adecuada indicación a mi padre para que él contestara las preguntas de los periodistas … Yo estaba dispersa, pendiente de lo que pudiera pasar allá en el Days Inn. Al rato vino uno de los policías para decir que tenía un llamado urgente del jefe de policía para mí. Yo me excusé dejándolo a mi padre por un rato y atendí el llamado. Quedé petrificada cuando escuché sus palabras: “Hemos atrapado a la mujer. Los agentes que mandamos quedaron sorprendidos por la actitud de esa mujer que tiraba toda clase de objetos al suelo al grito de ‘¡¡Te voy a matar, Selena!! ¡¡Ya verás que conmigo no se juega!! ¡¡Me has engañado y por ello jamás te perdonaré!! ¡¡No descansaré hasta volverte loca y luego aniquilarte!! ¡¡Jamás toleraré semejante afrenta!!’. Cuando fueron a intervenir vieron cómo la mujer abría violentamente la puerta con su pistola calibre 38 en la mano. Ella se detuvo sorprendida a la voz de alto de nuestros agentes. Sin duda que no lo esperaba … Simuló que se entregaba pero de pronto tomó a una mujer del personal de limpieza y amenazó con matarla si la intentaban detener. Se iba a retirar hasta que un policía la sorprendió de atrás con la orden de que se rindiera. Ella soltó a la mujer pero no al arma y aprovechando la distracción de los policías para socorrer a la mucama, comenzó a disparar a los policías mientras huía. No le pegó a ninguno de casualidad, pero detuvo la marcha de ellos. Ella corrió a su auto para huir y lo alcanzó, pero cuando iba a arrancar, se vio rodeada de miles de policías. Allí jugó su última carta: amenazó con suicidarse. Pero bastó con que alguien le gritara ‘¡¡que viva Selena, que se muera esa mujer!!” para darse cuenta de que todo su plan se había derrumbado y de que ella jamás se suicidaría. Así que se entregó más rápido de lo que imaginábamos al principio. Así que Selena, no se preocupe. Por supuesto que ya está diciendo que ella es inocente, que su padre es el culpable y que sabe muchos ‘secretos’ suyos … Pero con lo que hizo tendrá muchos años en la cárcel. ¡¡Creo que se quedará toda su vida!! ¡¡Así que si quiere anuncie a los periodistas la buena nueva junto con nosotros!!”. Yo se lo agradecí sin dejar de pensar en esa escena del supuesto suicidio … Ella tenía pensado hacer esa farsa para cuando fuera allí la policía luego de … herirme … Me quedé perturbada y me sentí culpable por lo que sufrieron los policías. Ni yo me imaginé que podía llegar a tanto esa mujer. Pensé que con ver a los policías no atinaría a hacer nada … Eso demuestra qué tontos fuimos, que ingenuos hemos sido y cómo casi lo pagamos caro, muy caro… Volví a la Conferencia de Prensa esbozando una sonrisa … “Perdón por haberme retirado del lugar pero es que el Jefe de Policía acaba de arrestar a la mujer que denunciamos. Ha hecho algo tremendo del que lo tendrá que pagar muy caro … Yo doy por terminada esta Conferencia de Prensa pues nada de lo que digamos hoy superará lo que está sucediendo en el motel Days Inn. Sólo les pido una cosa … Cuando se enteren de lo que pasó recuerden que yo pude estar allí en ese lugar y momento … Sólo piénsenlo … Y ruego que todos mis admiradores me comprendan … Tal vez hoy deba agregar algo que venía diciendo desde hace un tiempo. A todos les suelo decir que siempre luchen por sus sueños, que todo se puede lograr … Hoy a eso le agregaría que defiendan bien su lugar. Que por ser buenos no los tomen por tontos. Que hay que ganarse el Amor y el cariño de la gente pero también hay que saberse hacer respetar. Tal vez tenga que decirles que no siempre se puede ser bueno, sobre todo con la gente que los han engañado. Siempre hay que ser bueno pero no con los que nos toman de tontos. Y como mis principios son que siempre hay que ser sincera, honesta e ir con la verdad con todos en la vida es que les estoy diciendo esto. En el escenario como en la vida siempre seré Selena, esta mujer a la que están viendo ahora. Nunca los engañaré, nunca daré una imagen que no me represente. Y quiero que llegar a la noche de cada jornada y apoyar mi cabeza en la almohada con la certeza de tener mi conciencia bien tranquila. Y el día que no sea así lo sabrán también ustedes pues no dudaré en pedirles perdón si en algo los he fallado ... Muchas gracias…”. Me levanto apenas termino de agradecer, y al ver a mi padre acercarse no pude evitar abrazarlo y llorar. Recién allí pude liberar mis tensiones. Recién allí comprendí y sentí el peso y el dolor de todos estos días en su real dimensión. Fue duro el momento y más duro será afrontar los días que se vienen. Pero había que afrontarlo. Si quiero llegar a cumplir todo lo que quiero para mí y para todos los que amo de verdad tendré que actuar de acuerdo con lo que soy en la vida y lo que represento para tantas personas. En definitiva, tengo que actuar a la altura de las circunstancias ... Siempre viviré nuevas experiencias, y muchas alegrías y sinsabores. Pero como sea, tenga que estar lista para afrontar lo que sea sabiendo que soy Selena, con todo lo que ello implica para mí y para los demás … Y a veces para ello hay que hacer cosas que a uno le gusta y otras que no. Tengo que defender siempre bien mi lugar. Y debo ser yo la que lo haga. Nadie lo podrá hacer por mí aunque lo deseen. No puedo depender de los demás. Yo tengo que saber afrontar la situación sola y con mis convicciones. Y los demás, los que me quieren realmente, que me puedan acompañar y saber ayudar ... Como lo hizo mi padre recién. Hoy aprendí qué era lo que me faltaba para ser la gran estrella. Hoy aprobé la última asignatura para cumplir con todos mis deseos… Salí a la calle y me sorprendió un sol enorme que me encandiló la cara. Ni se me ocurrió traer los anteojos oscuros ya que el día estaba horrible … hasta ahora. El día se puso como mi vida. Antes estaba nublado y amenazante de una lluvia impiadosa. Ahora está despejado con un sol radiante … Un buen augurio de un gran día y de un gran año … Estaba por subir al auto de mi padre cuando noto que alguien me toma atrás de mi blusa. Me doy vuelta y era una niña con su madre. “Quiero que te cuides mucho, Selena. ¿Lo harás?”, me dijo con ternura. “¡¡Claro que sí, mi niña!! ¡¡Te lo prometo!!”, le dije y la abracé. Luego hice lo mismo con su madre, quien me dijo: “A nosotros no nos tienes que aclarar nada. Sabemos lo que eres … ¡¡Sólo sé feliz y triunfa, que aquí estaremos cruzando los dedos para que te vaya bien!!”. Estuve un buen rato con esa mujer abrazada y llorando … Necesitaba escuchar eso. Y sabía que debía recordarlo por siempre para no cometer un error como casi termino de hacer … A la hora de cualquier decisión debía acordarme de que había gente que me amaba y que esperaba lo mejor para mí. Que mi felicidad era su felicidad. Que mi triunfo era el de ellos también … “Miren. Que yo sepa hoy es viernes … Comienza el fin de semana. Y yo mañana debo dar un concierto en Los Ángeles. ¿No me quieren acompañar? ¡¡Miren que es gratis y sólo por 30 segundos!! ¿Qué me dicen?”, les dije a las carcajadas, y madre e hija gritaron y todas nos abrazamos gritando y llorando a la vez. Sentí que había renacido. Que otra etapa surgía en mi vida ... Dios me ha dado una chance más y no la voy a desaprovechar. Espero no tener que pasar por estas experiencias y decisiones. Espero estar siempre lo suficientemente preparada para no vivir nunca más esta experiencia... (Una de las cosas que más me ha apenado en la vida de Selena como en mi propia vida es que a los honestos, a los que vamos por la vida con la verdad y con la conciencia bien tranquila les pasan estas cosas. El mundo nos ofrece todos los días gente miserable, frustrada y sin corazón que sólo tolera su vida si se las quita a los demás, si beben de su sangre, si se las ahoga quitándoles todo su aire de libertad ... Lo que más me ha apenado en la vida es que hay veces que para defenderse de esta gente no alcanza ni con la verdad, ni con la honestidad, ni con ser bueno .... El mundo es una jungla, y con muchas fieras hay que defenderse con las armas no usuales para los que creemos, pensamos y trabajamos siempre por un mundo mejor ... Yo lo tuve que hacer … para salvar mi propia vida, literalmente, y lo tengo que seguir haciendo aún hoy … Me hubiese gustado que Selena hubiese hecho lo mismo … por su felicidad, por sus sueños, por su vida … y para que esté mundo fuese mucho mejor de lo que es…) Selena: yo siempre seré el instrumento de tu recuerdo … Yo siempre haré lo que sea para que se te ame y para que se respete tu buen nombre y honor… ¡¡Mil abrazos y mil besotes!! Te quiere mucho… Sergio Ernesto Rodríguez (Buenos Aires, Argentina)